POESÍA



 
A MI DIOS

La sabiduría venía volando,
La experiencia plena daba al entendimiento;
las bases de lo Eterno.
Eterna es la quietud,
Eterno lo bello que llevamos dentro,
El experimentar de cosas tiernas.
Ya veía se el pensar profundo perseguido por dentro.
El DIOS,
Que es verdadero amor,
Fabricaba lo cierto,
El mismo que dictaba los hechos,
el que quería el triunfo de lo bello,
el que amanece tras el Alba clara,
el que al respirar la vida nos repara,
El que la envidia le deprime el sueño,
El todo.
Llegaba la verdad de nuevo,
Traía para los corazones recios:
LA PAZ Y LA ABUNDANCIA PLENA.